Eficacia de la acupuntura en el tratamiento del Vértigo Isquémico Vertebrobasilar

Eficacia de la acupuntura en el tratamiento del Vértigo Isquémico Vertebrobasilar

Los síndromes vestibulares de origen vascular son los cuadros más frecuentes de los llamados vértigos mixtos. Esto se entiende ya que el sistema encargado del aporte sanguíneo, el sistema vertebrobasilar, da irrigación tanto para el oído interno como para la porción superior de la medula espinal, el tronco del encéfalo, el cerebelo y parte del diencéfalo y los lóbulos occipitales.

La IVB (Insuficiencia Vertebrobasilar) es una causa común de vértigo en pacientes por encima de los 50 años, pero si el vértigo es originado por isquemia del laberinto, tronco del encéfalo o ambos, no está claro. Son de inicio brusco, normalmente duran varios minutos, y están frecuentemente asociados con náuseas y vómitos.

De manera constante, el vértigo está asociado con otros síntomas resultantes de isquemia de la circulación posterior, sobre todo síntomas visuales, debilidad, cefalea y otros.

El presente artículo, publicado en la revista Journal of Traditional Chinese Medicine, está basado en un ensayo clínico cuyo objetivo es valorar la eficacia de la acupuntura en el tratamiento del vértigo isquémico vertebrobasilar. El estudió incluyó 50 pacientes con un rango de edad entre 38 y 71 años (media de edad: 50 años).

Los criterios diagnósticos de inclusión en el estudio incluyeron entre otros, sensación de inestabilidad en las piernas, así como balanceo acompañado de nauseas, vómitos y/o desvanecimiento, dificultades en la visión y/o visión doble, ataxia, así como trastornos del equilibrio. La isquemia vertebrobasilar debía ser objetivada a través de las siguientes técnicas diagnósticas: Rayos X, TAC o Ecografía Doppler Vascular.

La intervención consistió en una sesión diaria de acupuntura durante 5 días consecutivos, periodo que se consideró ciclo terapéutico. Entre ciclo y ciclo se estableció un periodo de descanso de 1 o 2 días. Se establecieron 30 minutos de duración para cada una de las sesiones, manipulándo las agujas cada 10 minutos durante la sesión.

Adicionalmente, se utilizó la técnica del martillo de 7 puntas en el punto DM14, con el mismo esquema y frecuencia de sesiones establecido en el tratamiento de acupuntura.

Los criterios establecidos para la valoración de los resultados fueron:

  • Remisión: Desaparición absoluta de toda la sintomatología que permite al paciente recobrar sus rutinas habituales laborales y de vida.
  • Paliación: Reducción muy significativa en la totalidad de la sintomatología.
  • Mejora: La sensación de vértigo se reduce, pero se mantiene una leve sensación de mareo.
  • Fracaso: No se aprecia mejora evidente de la sintomatología.

Los resultados que arrojados por este estudio fueron los siguientes:

En el 78% de los casos (39 pacientes) se mostró una desaparición absoluta de toda la sintomatología. En el 12% de los casos (6 pacientes) se apreció una reducción muy significativa en la totalidad de los síntomas. En el 8% de los casos (4 pacientes) la sensación de vértigo se redujo, pero se aún se mantuvo una leve sensación de mareo y únicamente en un paciente no se apreció una mejora evidente de la sintomatología. Finalmente, sólo en un paciente no se apreció una mejoría evidente de la sintomatología. Así pues, el tratamiento con acupuntura mostró un ratio de eficacia total del 98%.

A la vista de los anteriores resultados, el estudio concluye que la terapia combinada de acupuntura con la técnica del martillo de 7 puntas es un tratamiento eficaz para el vértigo isquémico vertebrobasilar.

Mas información:

Huang Q .Fifty cases of vertebrobasilar ischemic vertigo treated by acupuncture. J Tradit Chin Med. 2009 Jun;29(2):87-9.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19663090