RETINITIS PIGMENTOSA

La retinitis pigmentaria es un grupo de desórdenes genéticos que afectan la capacidad de la retina para responder a la luz. Esta es una enfermedad hereditaria que causa una pérdida lenta de la visión, comenzando por una visión nocturna disminuida y pérdida de la visión periférica lateral. Las mujeres presentan rasgos genéticos y pérdida de la visión con menor frecuencia que los varones. El ritmo de la progresión y el grado de pérdida visual varía de persona a persona. Los síntomas comienzan con la disminución de la visión nocturna y progresan hacia una pérdida de la visión periférica (lateral), creando el efecto “visión de túnel”. Algunas personas también pueden tener dificultades para identificar colores. La mayoría de los pacientes pierden totalmente la visión a los 40 años de edad, con un campo visual central de menos de 20º de diámetro.

En estos momentos, se están investigando diversas opciones terapéuticas basadas en terapias génicas y por otro lado se postula que suplementos nutricionales vitamínicos podrían contribuir a ralentizar la evolución de la enfermedad. Sin embargo, no se conoce ningún remedio contrastado para la retinitis pigmentaria. Este, entre otros factores provoca el extraordinario y creciente interés entre los pacientes por los tratamientos complementarios, como la acupuntura al objeto de ralentizar la progresión de esta enfermedad.

El presente artículo, publicado en la revista Clinical and Experimental Optometry en el año 2014 se basa en los resultados de un estudio prospectivo realizado entre otros por investigadores del Instituto Oftalmológico Welmer (Universidad Johns Hopkins) de Baltimore en EEUU. El objetivo primario del estudio es valorar la eficacia del tratamiento combinado de acupuntura corporal con electro-acupuntura en 12 pacientes con Retinosis Pigmentaria.

El diseño de tratamiento consistió en 10 sesiones (30 minutos de duración) durante un periodo de 2 semanas.

Las herramientas de valoración o tests utilizados para valorar la eficacia del tratamiento fueron entre otros el FST (variación en la amplitud del campo visual)  el Tester 1 de Sensibilidad Escotópica ( Visión con poca luz ) y el Test Pelli-Robson de sensibilidad al Contraste ( Capacidad de percepción visual de imágenes a bajo contraste ).Los pacientes fueron valorados antes y después del tratamiento.

El estudio concluyó que la mitad de los individuos, experimentó una mejoría significativa en su función visual. Tres de nueve, mejoraron en su valoración del FST en ambos ojos tras el tratamiento, mejora que se mantuvo al menos entre 10 y 12 meses. Asimismo, los pacientes experimentaron mejorías en los resultados del test de Sensibilidad Escotópica. Estos prometedores resultados preliminares,indican la conveniencia de realizar estudios adicionales controlados con tamaños muestrales más amplios.

Más información

Bittner AK, Gould JM, Rosenfarb A, Rozanski C, Dagnelie G. A pilot study of an acupuncture protocol to improve visual function in retinitis pigmentosa patients. Clin Exp Optom. 2014 May;97(3):240-7.